Hace tiempo que el MAS dejó de creer en el juego democrático limpio

Al final la democracia actual es sobre todo ese acuerdo tácito entre partes de que ambas respetarán las reglas y que el perdedor asumirá su derrota, sin eso no hay posibilidad de jugar, se impone el más fuerte. No hay juego, hay guerra.

Descargar Documento

Protección y autoprotección para comunidades en resistencia al extractivismo

30 octubre, 2019

La conspiración A-86 del Litio en Bolivia (feb, 2020)

30 octubre, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *